Cambio de chip - El Blog de innovación y emprendimiento by Hualiz.

Breaking

src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">
De la pluma de nuestros columnistas.

.

lunes, 6 de mayo de 2019

Cambio de chip

Por: Gonzalo Ávila (emprendedor)

¿Tienes el chip correcto?

Hoy hablaremos sobre un tema muy importante, qué digo importante, ¡importantísimo! Y es que, hablar sobre la mente de aquellas personas que deciden tomar un rumbo muy diferente a lo que comúnmente hacen, es de suma importancia. Pues bien, estamos hablando sobre cómo cambiar nuestra manera de pensar cuando decidimos dejar de ser empleados y pasar a ser, nada más y nada menos, que un emprendedor. Emprendedor que, con el paso del tiempo, y claro, el éxito de su emprendimiento, deberá evolucionar su estatus de emprendedor a empresario. 




Vamos revisando paso a paso el tema, adentrándonos primeramente sobre cómo transformar nuestra manera de pensar o, dicho en un lenguaje más coloquial: “cambiar de chip”. Y es que, hablar sobre cómo cambiar la manera de ver o pensar las cosas es un reto, ya que deben saber que la mente es tan poderosa, que en recurridas ocasiones no sabemos que actuamos de cierta manera porque es nuestra mente quien está interviniendo, tanto en buenas, como en malas jugadas. La mente es una parte de nuestro cuerpo que merece todo nuestro respeto y, sobre todo, nuestra admiración. 

Cambiar el chip no es nada sencillo, sobre todo cuando venimos de un empleo donde trabajamos por objetivos o, peor aún, desde la desmotivante monotonía de ya no generar más retos. Es justo en estas situaciones en las que podemos comprobar que nuestra mente estaba en una zona de confort muy peligrosa. 

Alguna vez se han preguntado: ¿qué es ser un emprendedor? Es un hecho que la palabra está de moda, sin embargo, esto no quiere decir que no hayan existido antes los emprendedores. Esas personas tan especiales, (sí, son muy especiales), han estado entre nosotros desde siempre, pero es hasta ahora que dicha expresión se ha vuelto tan común en nuestro vocabulario, dejando de lado así, aquellos términos no tan formales como: empresario, changarrero, comerciante, etc., dándole a la palabra “emprendedor” un sentido más serio y profesional. 

Y a todo esto, ¿quiénes son estos seres tan especiales que en los últimos años han revolucionado a casi todas las industrias?, pues bien, son personas que han decidido darle un giro positivo a nuestro entorno, aquellos que se levantan todos los días con una ilusión y un solo objetivo: ¡hacer un negocio!, pero no cualquier negocio, sino aquél que cambiará la vida de muchas personas. Así pues, entendemos que emprendedor, es aquella persona que quiere formalizar un negocio en el que realizará todas las actividades posibles, y que, con lo mínimo indispensable para poder validar su idea de negocio, se despertará cada mañana con mucha ilusión, orgullo y sobre todo, con la valentía y coraje que identifica al resto de los que deciden dejar de lado su zona de confort para renovar el estilo de vida de las personas, esperando trascender en este mundo de los negocios, luchando día a día para que su pequeño sueño se haga realidad. 

Tal como se comentó antes, la mente es poderosa y una de sus habilidades es la de generar miedo, como a perder lo seguro, por ejemplo; y es que, a decir verdad, la incertidumbre genera miedo, y no es para menos. Imaginen a una mujer u hombre casados, con dos o tres hijos (incluso más), y diversas deudas a cuestas que, sin embargo, cuentan con un salario fijo donde, al parecer, no hay mayor riesgo, pudiendo hacer frente a todas sus obligaciones; suena razonable entonces que, al emprender, perder dicho respaldo genere cierto miedo, que se puede traducir a un temor a perder su estabilidad o su zona de confort. Con lo anterior no estoy insinuando que si tú, que estás leyendo estas líneas, te encuentras en esa posición debes lanzarte a emprender, ¡no!, solo estoy poniendo un ejemplo de casos reales que hay en todo el mundo, pero lo que sí te puedo decir, es que emprender es posible si cuentas con una idea de negocio. Sana tus finanzas para bajar tu nivel de endeudamiento, genera un colchón financiero de back up y decide emprender. Suena muy fácil y lo es. Todos podemos emprender y por supuesto, todos podemos ser exitosos si logramos ¡cambiar el chip! 


Cambiar el chip es pensar diferente, no eres un trabajador que cumple con un horario o con tareas repetitivas, eres el dueño de una idea de negocio o negocio en marcha, que debe cumplir con objetivos para tu beneficio y el de tu familia. Un emprendedor no tiene horario de entrada o salida, ni horario de comida; lo que tiene son objetivos que cumplir y esto, cambia completamente la manera de pensar de una persona y créanmelo ese miedo a perder su estabilidad económica, debe convertirse en uno sus tantos motores para que su negocio sea exitoso. 

Alguna vez leí que, si los gastos mensuales de las personas eran, por ejemplo, de $50,000.00 pesos, éstas encuentran la manera de generar dichos ingresos, pero curiosamente no generaban más, salvo los necesarios, por lo que asignar metas económicas también es un motivante extra. Establecer que tus gastos mensuales sean, continuando con el ejemplo, de $70,000.00 pesos, hará que tu mente se esfuerce, de tal manera que logres generar los ingresos suficientes para cumplir con esa meta. 

La disciplina es una herramienta que nos ayudará a cambiar nuestro chip. En algunas ocasiones, personas cercanas a mí me han hecho la siguiente pregunta: ¿ser dueño de tu negocio te permite que hagas lo que quieras?, como llegar a la hora que quieras a tu oficina o incluso faltar el tiempo que quieras, por ejemplo, y yo, siempre respondo de la misma manera: sí y no; sí porque realmente no hay nadie que te detenga, tú decides tus horarios y la manera en que gastas tu dinero y tu tiempo; y no, porque a partir de que decidiste emprender, tomaste la decisión de vivir para tu negocio, porque tú y tu familia no son los únicos que dependen de la empresa, lo hacen también las personas que decidiste contratar y no hablo únicamente de tus trabajadores, sino de sus familias. Más allá de ser una persona responsable ante la sociedad, todos los emprendedores, empresarios o cualquier nombre que se les pueda dar, somos responsables de las acciones que realicemos y que puedan afectar a nuestro alrededor. Así es, no todo es color de rosa, ser emprendedor tiene, como todo en la vida, sus momentos buenos y malos, pero sin lugar a dudas existe la satisfacción de lograr ser emprendedores y empresarios mexicanos y del mundo. 

Esta es la importancia de cambiar nuestro chip y la manera de ver las cosas dentro y fuera de la organización. Nosotros como líderes de organizaciones debemos ser comprometidos, así como muestra y ejemplo ante nuestra gente y la sociedad en general. Una vez tomada la decisión de emprender, tenemos que tener la iniciativa de cambiar hábitos, siendo la disciplina y la responsabilidad nuestra mayor motivación.

_____________________________________
Síguenos en nuestras redes sociales:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Déjanos tus comentarios!

Entrada destacada

Conoce a los ganadores de Hacking Hub, encuentro virtual.

Hacking Hub fue un encuentro virtual de innovación abierta, que desarrolló 2 hackathones: InnovaWaste e InnovaBrick Impulsado por la Secreta...

Ven a conocer noticias sobre innovación, emprendimiento, negocios.

¿Necesitas una consultoría para tu negocio o emprendimiento?

Escríbenos a atencion@hualiz.mx